Consejos y tutoriales

¿Cómo pintar muebles de melamina?

Pintar aglomerado

Por lo general, es muy fácil encontrar entre la inmobiliaria de nuestras casas muebles de melamina. ¿La razón? Porque son bastante asequibles para todo tipo de sueldos y además destacan por su extensa utilidad: son ligeros, resistentes, sin porosidades y bonitos. 

Es por estas cualidades anteriormente descritas que, si los muebles de nuestra casa son de este material, cuando queramos redecorar nuestro hogar y, en consecuencia, cambiar el estilo de nuestros muebles, no nos será necesario tirar los armarios, las cómodas o suelos viejos. Simplemente nos pondremos manos a la obra y pasaremos una tarde pintándolos. Ello nos supondrá un ahorro enorme de nuestro dinero, pues ya sabemos que comprar muebles nuevos es un gasto considerable.

Entonces, si ya nos hemos animado a pintar nuestros muebles, ¿qué es lo que necesitamos para empezar? Dependerá del estado del material que tengamos: como es preferible que no utilicemos todas las herramientas y no que nos falte alguna y tener que pausar nuestro trabajo, vamos a ponernos en el peor de los casos: el material no sólo está viejo y desgastado, sino que también tiene imperfecciones que reparar.

Dicho esto, toma un lápiz y un papel para apuntar lo que nos será necesario:

Todo lo que necesitas para pintar un mueble de melamina

  1. Para dejar bien limpio y desinfectar el material necesitaremos ALCOHOL y algo para frotarlo, como una toalla, una camiseta vieja…
  2. Una pala o espátula y masilla para cubrir las imperfecciones de la melamina.
  3. Lija de grano medio para perfeccionar el resultado.
  4. Cinta de pintor, la pintura que más nos guste, imprimación, un rodillo o brochas y un depósito para echar la pintura.
  5. Recomendamos matizar el resultado con barniz de brillo y una lija de agua.

Ya conocemos el material, solo nos quedan las ganas para comenzar este proyecto. ¿Empezamos?

Prepara y pinta tus muebles de melamina paso a paso

Muebles de madera aglomerada
  • Nuestro primer paso será LIMPIAR con el alcohol la pieza que queramos pintar: si nos saltamos este paso, es probable que la pintura no se adhiera como debería. Al fin y al cabo, hay por limpios que creamos que estén, siempre suelen tener partículas de polvo, manchas oscuras de algún derrame accidental… ¡No te saltes este paso!
  • ¿Vemos que tiene algún desperfecto? No pasa nada, es momento de cubrirlo con masilla. Aplicas un pegote de masilla y lo extiendes con la espátula. Dejamos que se seque y damos paso al siguiente punto.
  • Cogeremos una lijadora o papel de lija y lo pasaremos sin mucha brusquedad por la zona: de esta forma igualamos superficies y hacemos que los poros se abran un poco para así poder aferrarse mejor la pintura.
  • Ahora le daremos una primera imprimación. Esto es realmente importante en muebles que tengan mucho roce, como puertas, compuertas de cocina… E incluso para tránsitos radicales de colores. En cualquier caso, nunca sobra dar una imprimación antes de pintar. ¡Cuando veas el resultado, agradecerás haberla puesto! Una vez seca esta primera capa, daremos un lijado sencillo y daremos la segunda capa.
  • Al igual que en el punto anterior, tendremos que dar un lijado entre las capas de pintura. Con dos manos de pintura sería suficiente, pero se puede dar alguna más si vemos que no ha agarrado lo suficiente. 
  • Ya casi estaríamos, tenemos pintados nuestros muebles… pero nos falta algo. ¡Un acabado en condiciones! Para dejarlo tal y como si fuese salido de fábrica, simplemente vamos a lijar ligeramente con la lija de agua la última capa de pintura. Recuerda que primero tienes que humedecer la zona y ya después pasar la lija. 
  • ¿Qué nos quedaría? En efecto, el barniz. Aplicar una capa de barniz incoloro no solo proporcionará un mejor aspecto, más brillante y nuevo a nuestros muebles, sino que los protegerá de cualquier tipo de daño externo.

Ya tendríamos nuestros muebles pintados y como nuevos, solo tenemos que recolocarlos. Esperamos que este artículo haya servido para quedar satisfecho. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *