Consejos y tutoriales

Cómo pintar muebles de mimbre

El mimbre es un material de fibra natural que suele salir de arbustos de la familia de los sauces con el que durante años se ha fabricado de forma tradicional objetos tales como cestos e incluso muebles (cómodas, armarios…). Las características más reconocibles de este material son su robustez y su flexibilidad. Suele trabajarse con trenzados. Su uso ha tenido bastante auge desde que en las revistas de inmobiliaria se presentaban muebles de mimbre en diseños que convergen entre un estilo chic y uno más rústico, creando una fusión entre un mundo rural y el mundo más urbanita. Normalmente son muebles muy versátiles que se utilizan tanto para decoración de interiores como para decorar terrazas y jardines. 

En cualquier caso, si has decidido darle un cambio de look a tus muebles de mimbre, pero no sabes cómo podrías pintarlos, estás en el sitio indicado pues aquí vamos a hablar sobre las técnicas que vas a necesitar para hacer todo un auténtico triunfo de las nuevas decoraciones. No te preocupes si no eres un profesional en el tema, pintar muebles de mimbre no requiere muchos conocimientos previos, pero sí necesitarás unos pequeños trucos y técnicas que te ayudarán a hacer una mejor tarea. ¿Te animas a este nuevo proyecto? ¡Vamos a ello!

Y resulta que, aunque hayamos comentado anteriormente que estos muebles pueden ser utilizados indistintamente dentro o fuera de nuestra casa, no significa ello que requieran los mismos cuidados. Los muebles de exterior necesitan tener protección contra la humedad y los rayos UV. Es por ello que barnices como el barniz marino nos servirá de gran ayuda para llevar a cabo esa función. Gracias a los barnices, los colores perduran mucho más tiempo, pues cierran los poros de la madera impidiendo la mayor parte del paso del agua.

A la hora de pintar nosotros recomendamos el uso de pintura en spray. ¿Por qué? Porque pintar materiales como el mimbre con un rodillo, una brocha o incluso un pincel se puede convertir en una tarea muy poco placentera y cansada. Esto se debe a que el mimbre es un material que se entrecruza consigo mismo, da muchos rodeos… Con pintura en spray podrás acceder con mayor facilidad y rapidez a todos los rincones del mueble. Por cierto, antes de aplicar una capa de pintura recuerda dar una primera capa de imprimación, que facilitará la adhesión del producto y un mejor resultado. 

Recomendamos trabajar en un entorno ventilado, donde el aire pueda correr, ya que cuando trabajamos con materiales tóxicos como lo es la pintura, corremos el riesgo de sufrir mareos innecesarios y esto puede provocar accidentes. Vístete con ropa cómoda que no te de miedo ensuciar para siempre, es muy probable que te manches y no querrás dejar tus vaqueros nuevos llenos de pintura. Por último, recubre todo el espacio del entorno donde vayas a pintar que no quieras que se ensucie: puedes utilizar periódicos, plásticos, cartones…

Una vez dicho todo esto, sólo nos quedan por ver los pasos para pintar un mueble de mimbre.

Pasos para pintar un mueble de mimbre con spray

  1. El primer paso será dar un pequeño lijado al mueble. Lijándolo no solo quitarás la suciedad que pueda tener, sino que también abrirás el poro de la madera permitiendo que el color de la pintura se adhiera muy fácil a la superficie.
  2. Aplica la capa de imprimación y después de dejarlo secar, aplica las capas de pintura necesaria. De nuevo te recomendamos que lo hagas con pintura en aerosol o spray.
  3. Puedes rematar el resultado aplicando un poco de laca o de barniz para dejar el mueble con un brillo que lo hará parecer nuevo.

Eso sería todo. No es difícil, ¿verdad? ¡Esperamos que te haya servido de ayuda! Seguro que el resultado es fantástico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *