Desde spray de colores a pintura especial para electrodomésticos. En esta sección encontrarás todo tipo de pintura en spray y soluciones específicas de las principales marcas.

Mostrando 1–12 de 250 resultados

Show sidebar


Pinta como un profesional con nuestra pintura en spray

Casi todo el mundo ha pintado o tiene por casa un bote de pintura en spray.

Las pinturas en spray son muchas veces la mejor solución y además están disponibles en una gama prácticamente infinita de colores y soluciones.

Aún así, la principal desventaja para la mayoría de las personas es la dificultad de obtener un acabado uniforme y profundo.

Así que antes de empezar a pintar con spray, léete nuestra pequeña guía para obtener un resultado perfecto.

¿Cómo se diseñan los botes de spray y cómo se mezcla la pintura en el interior?

Un bote de spray se conoce técnicamente como un dispositivo de "aerosol". Consiste en un recipiente que puede soportar una presión interna significativa (la lata); una boquilla rociadora que incorpora un dispositivo de sellado que no dejará salir la presión de la lata hasta que se solicite; un tubo dentro de la lata que lleva el fluido (pintura) a la boquilla; y los dos elementos críticos: gas a presión (generalmente dióxido de carbono) y la pintura.

Las boquillas de pulverización de hoy en día son realmente buenas. Están diseñados con precisión para proporcionar un rociado razonablemente de alta calidad, con tamaños de gotas consistentes.

El patrón de pulverización que proporcionan los botes de spray no es ajustable como en las pistolas de pulverización neumáticas, pero esa no es la razón por la que muchas personas tienen dificultades para obtener resultados suaves y brillantes.

Y no te engañes, obtendrías los mismos resultados con una una pistola de pintar. Las razones por las que los buenos acabados son difíciles son: 1) el usuario no pinta correctamente y 2) la pintura de los botes de spray está muy diluida.

La segunda razón es imposible de solucionar. Las pinturas de aerosol están muy diluidas (más contenido de solvente para pintar) para que puedan ser expulsadas de la lata pulverizadas.

La pintura más gruesa requeriría una mayor presión de gas y una boquilla más sofisticada, lo que viene siendo una pistola de pintura con aire. El "truco" para obtener buenos resultados con pintura diluida es simplemente recordar que al ser la pintura más líquida es más propensa a correrse y eso significa pintar con más capas delgadas.

La razón # 1 es la razón por la que creamos esta pequeña guía.

¿Cómo pintar correctamente con pintura en spray?

Hay muchas formas incorrectas de aplicar pintura en spray, y todas terminan en malos acabados. Las personas sostienen la lata demasiado cerca, demasiado lejos, demasiado tiempo en un lugar, se mueven demasiado rápido, se mueven lentamente, etc. Hay tantas formas incorrectas de hacerlo que nos concentraremos en las técnicas para hacerlo bien.

Prepara la superficie

Primero debemos asegurarnos de que la superficie a pintar esté lista. Se lijó, alisó y preparó, luego se lijó nuevamente con papel fino (grano 600 o superior). Justo antes de pintar, la hemos limpiado nuevamente con alcohol solvente o diluyente de laca, usando una toalla de papel.

Una vez seca, la limpiamos con un trapo para quitar el polvo. Ahora se coloca sobre una mesa o en alguna otra superficie que permita que sea lo suficientemente alta como para ver claramente durante la pulverización (preferimos colgar elementos de las viguetas del techo con una cuerda y pedazos de alambre doblados). Asegúrate de que haya mucha luz alrededor de la pieza de trabajo.

Ahora podemos comenzar a rociar. La técnica adecuada se presentará enumerando una serie de errores comunes.

Error #1: ¡no agitar el bote el tiempo suficiente!

Ha llegado el momento de sacudir el bote de spray, y lo hacemos hasta que la bolita que está dentro suene. Desafortunadamente, no es suficiente.

Lo más probable es que los pigmentos de la pintura se hayan separado durante el almacenamiento, por lo que necesitan bastante agitación para volver a mezclarse adecuadamente.

El bote que estás usando probablemente diga agitar durante algunos minutos después de que la pelota comience a traquetear. Hazlo. Agita la lata durante al menos tres minutos a menos que la haya usado ese mismo día. Prueba el spray en un pedazo de cartón o papel.

Error #2: ¡no sostener el bote de spray a la distancia adecuada!

Las instrucciones del bote de spray suelen indicar a qué distancia de la pieza de trabajo debes sujetar la boquilla. Esa distancia es para proporcionar el mejor patrón de rociado y la distribución más equitativa de la pintura. Prueba ese efecto en tu cartón. Lo que el fabricante te dice es cierto.

Error #3: ¡sostener el spray directamente frente a tu cara!

No puedes ver cómo la pintura "humedece" la superficie si la lata se pulveriza directamente frente a tus ojos. Si es diestro, sostenga la lata a la altura del pecho aproximadamente 30cm a la derecha de tu cabeza (el reverso si es zurdo). A medida que rocías, mirarás tu pieza de trabajo en un ángulo que te permitirá controlar fácilmente cómo cae la pintura sobre la superficie.

Error #4: ¡no te mueves a la velocidad correcta!

Una vez que pueda ver el efecto "humectante"; es decir, la pintura cae sobre la superficie y comienza a brillar, es hora de mover la lata por la superficie.

Mantén el bote en movimiento en todo momento y la velocidad correcta es aquella en la que el volumen de pintura que sale moja la superficie. Moverse demasiado rápido aplica un "polvo" de pintura que es muy poco para que los componentes "floten" y se conviertan en una superficie lisa. Demasiado lento aplica la pintura demasiado espesa y debido a que es un fluido delgado comenzará a correr y gotear.

Error #5: ¡no permanecer en paralelo a la superficie de trabajo!

Debes mover la lata paralela a la superficie de trabajo en todo momento. No hacerlo altera la distancia desde la boquilla hasta la superficie, creando el Error #2 nuevamente. Practique con la lata antes de pulverizar para saber que puede moverse fácilmente sobre un área grande.

Error #6: no existe la pintura en spray "monocapa"

Los buenos acabados de pintura siempre se construyen a partir de varias capas de pintura, cada una aplicada sobre una superficie "todavía pegajosa". La idea es que la pintura que roció hace 10 minutos todavía no está curada y es suave, por lo que la nueva capa no solo se adherirá bien, sino que sus solventes tenderán a "volver a fundir" la última capa y permitir que el acabado cree una capa más lisa y plana.

Error #7: decir "eso es lo suficientemente bueno" cuando no lo es

Habrá incidentes casi siempre, no importa lo bien que hayas aplicado la pintura. El spray se terminó, aparecieron carreras, apareció "cáscara de naranja", o cualquier otra cosa afectó el resultado. ¡Vaya!

Cuando esto suceda, simplemente para y deja que la pintura se seque. Al día siguiente, lija todo suavemente y pinta un par de capas más.

Si el proyecto se ve realmente terrible, vuelve a lijar y limpiar la pieza de trabajo por completo. La pintura fresca se desprende muy fácilmente y puedes volver a empezar en poco tiempo.

Otros consejos para pintar con spray

Un poco de práctica es muy útil, por lo que si no tienes experiencia en pintura en spray, tómate un tiempo para practicar pintando una pieza de prueba. Utiliza un pedazo de cartón cubierto con papel de aluminio si no tienes una lámina de metal o plástico para practicar. Plantéate desperdiciar un bote de pintura en spray durante el proceso de aprendizaje.

  • Agita la lata periódicamente mientras pintas para mantener los materiales adecuadamente.
  • No olvides invertir el bote cuando hayas terminado, pulverizando hasta que desaparezca todo el color.
  • Monta tu pieza de trabajo en un soporte que facilite la rotación o cambia tu posición para que puedas obtener un acabado más uniforme.
  • Mantén limpias las boquillas de los botes de spray. Si están obstruidas, sáquelas y déjelas en remojo durante unas horas en un diluyente de laca.
  • Muchas botes de pintura en spray solo indican el color en la tapa de plástico. Escribe el color en el costado del bote con un marcador permanente.

Consejos de seguridad para pintar con spray

La pintura generalmente está hecha de sustancias tóxicas, y sus solventes son igualmente peligrosos. La ventilación y la protección respiratoria son muy importantes.

Al pintar en interiores, debes asegurarte de tener un buen ventilador para extraer los vapores hacia afuera. Usa una máscara de filtración adecuada que elimine los vapores orgánicos. Si te siente mareado, con náuseas o desorientado mientras pintas, sal del lugar de trabajo y toma aire fresco.

Si tienes más dudas a la hora de pintar con spray, contáctanos y estaremos encantados de aconsejarte para que consigas un trabajo de pintura perfecto.