Como limpiar alfombras

Compártelo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

El mes pasado vimos trucos caseros para lavar tu alfombra que tienes siempre a mano, esto sí, debes ser rápido como el mejor pistolero del oeste.

Hoy trataremos el tema de manera más extensa y, sobretodo, teniendo en cuenta el tipo de alfombra, los materiales con los que está fabricada y, muy importante, el tipo de suciedad que quieres eliminar.

Como limpiar alfombras - Potsdeco.com Como limpiar alfombras - Potsdeco.com

Según el tipo o material de la alfombra

No todas las alfombras están echas del mismo material, y, al igual que tus prendas de vestir, no todas pueden o deben lavarse de igual manera.

Alfombras de lana

Solo debes seguir estos tres pasos: limpiar, aspirar y secar.

Lo primero será eliminar las manchas. Si son recientes, emplea un paño para absorber el liquido o la suciedad, siempre sin frotar, ya que podrías extender el problema. En su lugar rocía la zona con una mezcla de agua con bicarbonato de sodio y déjala actuar durante media hora. 

Si las manchas son antiguas o se han incrustado, emplea una mezcla de 2 tazas de agua, ½ taza de vinagre y ½ de jabón líquido y friega suavemente sobre la mancha con ayuda de una esponja o toalla. En ningún caso se deben emplear productos alcalinos, oxígeno o peróxido de hidrógeno (como el agua oxigenada).

Una vez que tratada la mancha en cuestión llega el momento del aspirado. Es la manera más eficaz de deshacerte de los restos que hayan podido desprenderse durante el proceso de limpieza de tu alfombra de lana. 

Por último, después de un lavado a fondo, viene el secado. Uno de los pasos más importantes para evitar la proliferación de hongos por efecto de la humedad. Para ello, puedes tenderla en el exterior, protegida del sol o en una zona de interior bien ventilada para que termine de secarse lo más rápido posible.

Alfombras de pelo largo

Pueden llegar a ser un poco intimidantes pero también son las mejores aliadas en épocas de frío. Te explicamos la manera de darle el cuidado que merece y, en este caso, tanto da si es de algodón o materiales sintéticos.

Coloca en tu aspirador el accesorio para la limpieza de tapicería o el cabezal más ancho del que dispongas y aspira toda la superficie, a media potencia (si es posible regularla) y en líneas rectas, sin movimientos bruscos sobre el tejido.

Después, con un pulverizador (cuidado si reaprovechas algun envase de limpieza, límpialo bien), mezcla 50 ml de vinagre blanco con 250 ml de agua. Agita bien el contenido y rocíalo sobre la superficie de la alfombra. Comprovarás con tus propios ojos que el vinagre blanco es un excelente limpiador y desinfectante natural. 

Una vez terminado el segundo paso, tiende la alfombra en algún lugar de la casa en el que pueda ventilarse y deja que se seque durante 2 o 3 horas (lo que sea necesario). Recuerda que nunca debe ser expuesta directamente al sol. Transcurrido ese tiempo, vuelve a aspirarla con el accesorio de limpieza de tapicería, y listo. ¡A disfrutar de tu alfombra de pelo largo como nueva!

Alfombras de pelo corto

No hay método más simple y fácil como este y no tendrás excusa para no hacerlo al menos una vez por semana sin dejar de ver tu programa de televisión o serie de Netflix favorita, eso si, con auriculares, ya que se trata de aspirarla.

Solo debes tener en cuenta de aspirar siempre en la dirección contraria al pelo para lograr que la lana se levante y que la suciedad pueda salir con mayor facilidad. 

Una vez aspirada de esta forma, deberás repetir la operación pero esta vez en la misma dirección que el pelo para así poder dejar la alfombra bien lisa, limpia y bonita como cuando la compraste.

Alfombras de trapillo

No se trata de meter la alfombra en la lavadora y punto, aunque es tan sencillo como esto.

Debes pasar el aspirador con el cabezal por la parte donde se esconden las cerdas, liberándola del polvo y, después, introduces la alfombra en una bolsa de almacenaje de ropa y retiras todo el aire.

Un consejo, desenrosca la tapa y con el aspirador sacas todo el aire (provocando el vacío). Por último, métela en la lavadora a baja temperatura y una vez termine, al igual que las otras, la dejas secar pero esta vez en una superficie plana.

Alfombras hechas a mano

Son delicadas por su tipo de fabricación pero sin embargo su cuidado te resultara increíblemente sencillo. Tan sencillo como tener todo el cuidado del mundo y limpiarla de vez en cuando con un aspirador y, ocasionalmente, le puedes pasar una fregona limpia y bien escurrida con agua y jabón neutro, para que la alfombra recupere el brillo que irá perdiendo por el uso.

Alfombras de fibras sintéticas

En la actualidad son las más usadas tanto en su estilo clásico como moderno, por ser más resistentes y duraderas, sin hablar de que su mantenimiento es de los más sencillos.

¿Que se necesita para limpiarlas? Aspirar a menudo, quitar las manchas con espuma seca y listo. En algunos caso y dependiendo del tipo de suciedad, utiliza agua, detergente y algún producto especial.

Alfombras de fibras naturales

Lo más importante que nunca debes olvidar: en este tipo de alfombras no debes utilizar productos químicos, lavar con jabón neutro y agua y secarla siempre en un lugar sin sol directo. En algunos casos y para evitar la humedad podrás usar un secador de pelo para que quede completamente seca.

Tipos de suciedad en alfombras

Existen muchos tipos de suciedad pero los más frecuentes en alfombras son el polvo y, cómo no, las manchas.

Polvo. El enemigo de toda alfombra

El polvo estropea las fibras y, si no se retira, puede llegar a rasgarlas, además que apelmaza la alfombra. Lo mejor es eliminarlo con el aspirador, hazlo solo sin cepillo, únicamente con el tubo del aspirador, para evitar que la alfombra se desgaste innecesariamente.

Si quieres una limpieza más profunda, con el cepillo de cerdas y agua caliente con un detergente, puedes frotar suavemente toda la superficie y retirar toda la suciedad que pueda haber. Recuerda que debes utilizar poco detergente si no quieres montar una fiesta de la espuma y pasarte horas aclarando tu alfombra.

Manchas. Terribles y malignas

No titubees, actúa rápido: éste es el mejor remedio antimanchas tal como explicamos en nuestro artículo sobre remedios caseros para quitar manchas de tu alfombra. Lo primero que debes hacer es eliminar los restos con papel absorbente. Limpia desde el borde hacia el centro y nunca uses una esponja muy mojada para evitar que la mancha se expanda.

Sabemos que hay manchas más rebeldes que otras, como pueden ser las de vino tinto, dónde solo deberás frotar la zona afectada utilizando agua con gas y, a continuación, extender una espuma limpiadora.

Las de té o café también se las traen, y más si eres de los minimalistas a los que le gusta todo bien blanco o de tonos muy claros. En este caso debes limpiar frotando la mancha con una mezcla de detergente y vinagre blanco.

Otras manchas que pueden dejarte paralizado son las de tinta de bolígrafo. Tranquilidad absoluta, las puedes eliminar “pellizcando” la mancha con un paño blanco bien limpio impregnado de leche.

Tipos de limpieza profesional para alfombras

Si tu bolsillo te lo permite, la mejor de las soluciones es tratar con profesionales y dejar que ellos se encarguen de tratar tu preciada alfombra. Cada profesional ya sabrá como tratar tu alfombra, aún así, te explicamos brevemente lo que encontrarás comunmente en un especialista.

Limpieza en seco

Este método de limpieza prescinde del uso de agua, tal como su nombre indica. Se trata de un lavado con detergentes y disolventes que se distribuyen en la alfombra y penetran en los tejidos.

Es uno de los mejores métodos para tratar tejidos, más allá de alfombras, puedes encontrártelo también en tapicerías y prendas de vestir muy delicadas.

Limpieza con agua caliente

Zapatero a su zapato. Este método de limpieza debe ser llevado por profesionales, dado que se requieren máquinas industriales que aplican preparados con detergentes a alta presión.

Se trata de un sistema de limpieza que no es económico, no es sencillo, y es preciso seguir ciertos cuidados para no deteriorar o dañar el tejido de la alfombra, y por ello debes evitar cualquier intento de copia casera, a no ser que quieras echar un vistazo a nuestra oferta de alfombras en la tienda online

Limpieza con aerosol

Este es un sistema efectivo que consiste en aplicar una capa delgada de un producto especial sobre la alfombra que forma una espuma y después se frota con una esponja o un paño mojado.

Una vez seco el tejido, lo cual dependerá de las dimensiones y el material de cada alfombra (aproximadamente cuatro horas), se pasa un aspirador.

Compártelo

Share on facebook
Share on google
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      ¡Apúntate a nuestra newsletter!

      Pots, expertos en pintura y decoración

      Fabricamos nuestros propios productos de pintura y decoración bajo el paraguas del Grupo Tkrom. Accede a los mejores productos de pintura y decoración a precios de fábrica. Más de 20 años viviendo el color nos avalan.

      Potsdeco.com
      Logo
      Registrar una cuenta nueva
      Restablecer la contraseña